Se dice que la ventaja más importante de la pintura acrílica es que seca muy rápido. También se dice que el mayor defecto de la pintura acrílica es que seca muy rápido.

Desarrollada a fines de la década de 1940, la pintura acrílica está todavía en su infancia. A diferencia de otros medios como la acuarela y el óleo que los artistas han utilizado por cientos de años, la pintura acrílica registra solo una breve historia.

Se trata de una técnica que emplea los mismos pigmentos usados en el óleo o en la acuarela pero diluidos en un aglutinante acrílico conformado por una resina sintética hecha a partir de ácido acrílico. El medio resultante es soluble al agua pero resistente a ella una vez seca.

La pintura acrílica entró al mercado como pintura para el hogar. Los artistas se sintieron atraídos al medio por su tiempo de secado rápido, considerablemente menor al de la pintura al óleo. Al igual que la acuarela o el óleo, el acrílico ofrece su propio conjunto de características y atributos como lo son su versatilidad, inmediatez y durabilidad.

Para muchos artistas contemporáneos, el acrílico se convirtió en el vehículo perfecto para plasmar sus ideas. Al ofrecer una gama de posibilidades, el acrílico puede producir tanto los efectos suaves de la pintura de acuarela como los efectos precisos y nítidos de la pintura al óleo en capas, delgadas o gruesas, llegando a empastar directamente del tubo de pintura. Además, el acrílico también se puede utilizar en obras de medios mixtos, como el collage, y su versatilidad se presta a la experimentación y la innovación. El acrílico tiene algunas limitaciones. Su plasticidad de secado rápido mencionada anteriormente desalienta las técnicas de mezcla y mojado sobre mojado, creando así límites para los artistas. Aún así, aquellos que han adoptado el acrílico como medio de trabajo en sus obras han creado nuevos enfoques que reflejan todo lo que este medio puede ofrecer.

Las mejoras en la calidad y la gama de pigmentos acrílicos disponibles han ampliado la riqueza y tonalidades alcanzables en este medio. Adicionalmente no se agrieta y no se desvanece.

La resina acrílica fue inventada por primera vez por el químico alemán Otto Rohm. Más adelante la compañía Bocour Artists Colors Inc la aplicó lanzando una gama reducida de pinturas acrílicas en una solución de trementina que se podía mezclar con aceites. Tras ese desarrollo, Sam Golden ideó una pintura acrílica al agua llamada Aquatec. En 1953, José L. Gutiérrez produjo Politec en México, y Henry Levinson, de la firma Permanent Pigments con sede en Cincinnati, produjo los colores Liquitex. Las pinturas acrílicas solubles al agua fueron vendidas comercialmente por Liquitex a partir de la década de 1950, con pinturas modernas de alta viscosidad disponibles a principios de los años sesenta. En 1963, Rowney, parte de Daler- Rowney desde 1983, fue el primer fabricante en introducir pinturas de acrílico para artistas en europa, bajo la marca Cryla.

La experimentación con pintura acrílica fue llevada a cabo por artistas como el colorista Kenneth Noland, los expresionistas abstractos Barnett Newman, Mark Rothko y Robert Motherwell, los artistas pop Roy Lichtenstein y Andy Warhol , la pintora de arte óptico Bridget Riley y el brillante dibujante y pintor pop, David Hockney.

A mí me gusta trabajar en acrílico. Sabiendo su forma de comportarse me ha permitido trabajar en capas delgadas y veladuras para dar atmósfera a las obras, emulando de alguna forma, la técnica de la pintura al óleo.

Beatriz Eugenia.