Lewinson Art promueve a artistas de gran talento a través de su galería virtual y de exposiciones en diferentes espacios, como parte de su labor, es dar a conocer quiénes son los artistas a los que promueve, le hizo la siguiente entrevista a Beatriz Eugenia Hernández

1. ¿Cómo fue que te interesaste por el arte?

Desde pequeña mis papás nos llevaban a museos en los cuales mi papá observaba obra por obra con gran detenimiento. Como sabíamos que se iba a tardar mucho rato, mis hermanos y yo comenzamos a tomarnos nuestro tiempo observando las obras. Poco a poco fui interesándome por el arte.

Adicionalmente, mi bisabuelo, Santiago Hernández, fue un excelente acuarelista y caricaturista en un periódico de oposición en la época del Porfiriato. Mi abuelo y mi papá siempre dibujaron y lo hacían muy bien. Así que lo traigo en la sangre. Pintaba desde muy pequeña, sin saber nada de técnica, solo por el gusto de hacerlo.

A los 16 años comencé a tomar clase de pintura con una maga de la naturaleza muerta, Angelina Grosso. Y de ahí supe que tenía que seguir pintando. Decidí estudiar ingeniería industrial, pero mi otra opción era restauración de obras de arte. A tantos años de distancia me doy cuenta que el arte era realmente la pasión escondida en ese momento y que ahora la llevo a cabo todos los días.

2. ¿En tu vida artística que experiencias interesantes has tenido?

Las exposiciones individuales que he tenido han seguido una itinerancia por el país. Eso te lleva a foros donde nadie te conoce, donde la opinión del espectador es directa y genuina, no necesitan endulzarte el oído pues no son tus amigos. Eso me ha brindado la oportunidad de escuchar y dialogar sobre mi obra con públicos tan diversos como lo puede ser un público del norte de la República o del sur, desde pequeños hasta adultos mayores. La retroalimentación del espectador genuino es lo más valioso que puedes tener. Otras experiencias que atesoro involucran la opinión de importantes autores plásticos del ámbito nacional que se han expresado muy favorablemente sobre mi obra sin conocerme tampoco, e incluso pensar que ésta ha sido pintada por un gran firma!.

3. ¿Qué te interesa expresar en tu obra?

Soy una contadora de historias. Me gusta abordar temáticas contemporáneas, aunque mi forma de pintar sea académica. A través de mi obra introduzco al espectador a una historia donde la crítica social se enmascara con la oscura sonrisa del humor del doble discurso. Siempre mantengo un toque de humor aún cuando algunas de mis obras puedan tocar temas y problemáticas fuertes, lo que me permite que el espectador nunca se sienta agredido por ellas, pero pueda reflexionar sobre el mensaje que llevan.

4. ¿Tienes algún estilo especial?

Soy una artista simbolista principalmente, aunque recurrentemente acudo al surrealismo para plasmar mi obra. Plasmo realidades creadas, inventadas, llenas de símbolos para que el espectador pueda dar su propia interpretación. Pinto haciendo uso de veladuras que permiten efectos de luz, no importa si estoy trabajando en óleo, técnicas antiguas al temple, acrílicos o mixtas.

5. ¿ Has tenido alguna exposición que consideres la más importante o interesante, por alguna razón?

Mi última exposición individual, Planeta Desechable, ha sido muy interesante. Esta serie cobró vida independiente desde el momento que vio la luz. Se ha vuelto una exposición didáctica ya que su mensaje, el cuidado de nuestro planeta, es un tema actual, vigente. El utilizar el arte con propósito ha contribuido al éxito de esta exposición. Ha sido vista por miles de personas en Nuevo León, Coahuila, Tabasco, Cd. Del Carmen, Puebla y el DF. Los niños, sobre todo, han sido unos maravillosos espectadores. Entienden el mensaje y dejan volar su imaginación. La serie fue concebida como un cuento y eso permite que todo espectador pueda seguir un hilo conductor. Los chicos de las escuelas han ido a visitar la exposición para hacer trabajos en sus escuelas, lo que hace de la exposición algo realmente especial, pues cada uno de esos niños se ha llevado el mensaje.

6. ¿Cuáles son tus artistas preferidos?

William Bouguereau, James Tissot, Edward Burne-Jones, Joaquín Sorolla, Anthony Van Dyck, René Magritte, John Singer-Sargent, Miguel Carrillo y Santiago Carbonell.

7. ¿Quieres transmitir algún mensaje con tu obra?

Cada serie en la que trabajo transmite un mensaje diferente. Cada serie es una historia distinta. Lo que te puedo comentar es que no son mensajes individuales por obra. Concibo series, no obras individuales. Aunque cada obra te cuente una historia, esa historia a la vez está inmersa en una historia o un mensaje mayor, el de la serie completa. Así he creado Baile de Máscaras sobre los rostros y sentimientos que escondemos detrás de la máscara que diario nos ponemos para sobrevivir, Mirada a la Globalización sobre mi visión acerca de los aspectos positivos y negativos que ha traído el mundo global, o Planeta Desechable, sobre el daño que causamos a las siguientes generaciones pensando egoístamente que tenemos otros mundo a los cuales fugarnos.

8. ¿Qué significa el arte en tu vida?

Pasión total. Es la actividad en la vida que me hace feliz totalmente. Pintar, dar clases de técnicas de pintura, dar alguna charla sobre algún pintor o alguna tendencia o estilo pictórico, ir a museos o a galerías, todas estas actividades artísticas son actividades favoritas. El arte es mi trabajo y soy afortunada que al ser lo que más me gusta y apasiona en la vida, ya no es trabajo.

9. ¿Qué harías para acercar el arte a la gente?

El llevar el arte a las calles sensibiliza al público, ya sea trabajando frente al público, colgando reproducciones de obras, fotografías, esculturas. Las redes sociales permiten que la obra llegue a miles de personas mundialmente y se familiaricen con las distintas expresiones del arte. Realizar actividades muy accesibles al público en los museos con explicaciones simples, no estos discursos filosóficos que solo entienden los curadores que los escriben. El arte hoy utiliza lenguajes crípticos para el espectador en general. Si queremos más público sensibilizado al arte, tratemos de simplificar los discursos, crear obras más accesibles y legibles, pues desafortunadamente mucha de la obra es tan críptica o tan poco trabajada que al público le deja de interesar. Todo tipo de estilos, todo tipo de expresiones, ya sean académicas, conceptuales, performance, instalaciones, lo que sean, pueden llegar al espectador si tratamos con valores universales, pues es difícil interpretar autor por autor con su lenguaje personal.

Fuente: Arts Illustrated Celebrating the Arts.

http://www.artsillustrated.com/beatriz-eugenia-hernandez-artista/